En ocasiones hay dificultad por parte del cliente para distinguir entre un tipo de cucaracha u otra. En esta sección vamos a explicar de forma sencilla como diferenciar entre Cucaracha Americana y Cucaracha Alemana, para que el cliente pueda hacer un primer diagnóstico y comunicarlo a la empresa de control de plagas.

– El principal aspecto a tener en cuenta: el tamaño. La cucaracha Americana es más grande que la Alemana. A veces se confunde la cucaracha Alemana con crias de la Americana.

Otro factor determinante es donde las encontramos. La cucaracha Alemana (la pequeña) va a aparecer, en la mayoría de las ocasiones, en la cocina de la vivienda; mientras que la cucaracha americana la encontraremos asociada a lugares donde haya sumideros: baños y patios generalmente. En ocasiones también podremos encontrarlas en cocinas, pero en una cantidad mucho menor, y siempre próximas al fregadero.

DIFERENCIAS DE AMBAS ESPECIES:

En la imagen se puede apreciar la diferencia de tamaño entre ambas. La cucaracha Americana a la izquierda y la Alemana a la derecha

Más diferencias entre ambas especies:

Hábitat: donde las encontramos

Cucaracha Americana: Normalmente dentro del alcantarillado y desagües, sobre todo en zonas con climas calidos.

Cucaracha Alemana: Interior de las casas y locales.  Buscan zonas calientes y humedas. Prefieren refugiarse en materiales como la madera o papel o cerca de los motores de los frigoríficos.

Esperanza de vida

– Cucaracha Americana:      Hembra: 90-706 días     Macho: 90-362 días

– Cucaracha Alemana:          Hembra: <200 días     Macho: <200 días

Número de Otecas por hembra y huevos por Oteca

– Cucaracha Americana:   6-14 Otecas por hembra      14-15 huevos/oteca

– Cucaracha Alemana:       4-5 Otecas por hembra      30-40 huevos/oteca

Periodo de incubación

– Cucaracha Americana:   Promedio 44 días

– Cucaracha Alemana:       Promedio 28 días

La cucaracha americana y la cucaracha alemana son la principal plaga a tener en cuenta en aquellas zonas costeras con un clima cálido y humedo. Tal es el caso de municipios como Roquetas de Mar, El Ejido, Almería, La Mojonera o Adra, donde los tratamientos de desinsectación se han convertido en algo habitual para controlar la expansión de ambas especies.

El impacto por la presencia de cucarachas en un lugar tiene dos aspectos: Por un lado la incomodidad, miedo y asco que produce; y por otro, el problema de salud pública que representa debido a la gran cantidad de enfermedades que transmite.

Enfermedades que transmiten

Diversos tipos de gastroenteritis aparecen como principales enfermedades transmitidas por las cucarachas. Diferentes estudios han demostrado que además de diarreas, dolores abdominales, nauseas, vómitos y otro tipo de enfermedades, el excremento contiene numerosos alérgenos que afectan a la piel y ojos e incluso pueden llegar a producir asma.

Por todo ello es muy importante llevar a cabo tareas de desinsectación de forma permanente, para controlar la población de cucarachas en los diferentes ámbitos descritos. Dichas actividades deben realizarse por empresas dedicadas al control de plagas, que deben estar inscritas en el ROESBA (Registro Oficial de Empresas de Servicios Biocidas de Andalucía).